Los pagos en efectivo siguen siendo los preferidos por jóvenes y seniors

May 25, 2022

El 35,9% de la población prefiere realizar sus pagos en efectivo según la última Encuesta nacional sobre el uso del efectivo realizada por el Banco de España.

Aunque los pagos realizados con tarjeta en terminales de punto de venta (TPV) se incrementaron un 28,8% en 2021 ,según datos del Departamento de Sistemas de Pago del Banco de España, más de un tercio de los encuestados manifiestan que su forma de pago más habitual es el dinero efectivo. Esta cifra se incrementa hasta el 37,5% en municipios de menos de 100.000 habitantes (el 95,17% de los municipios españoles). Las personas que declaran preferir esta forma de pago indican como motivos principales la comodidad y la rapidez.

El 60% de jóvenes hasta 24 años y más del 50% de los mayores de 64 prefieren usar dinero efectivo

La última encuesta del Banco de España sobre el uso del efectivo refleja diferencias significativas entre las distintas franjas de edad en la preferencia de los pagos en efectivo.

Entre los 25 y los 64 años, el porcentaje de encuestados que prefiere el uso de dinero efectivo oscila entre el 25% y el 30%, mientras que este porcentaje se dispara hasta el 53% en la franja de los mayores de 64 años y alcanza el 60,3% entre los jóvenes de 18 a 24 años.

Estas dos franjas de edad coinciden con dos segmentos de población que acostumbran a tener más barreras para acceder a formas de pago digitales, aunque sea por motivos distintos.

Los jóvenes son más propensos a no contar aun con fuentes de ingreso estables, ya sea porque no han accedido al mercado laboral o por no tener empleo (el paro en esta franja de edad asciende a más del 30%). Esto provoca que tengan más dificultades para disponer de una cuenta bancaria y para hacer frente a los gastos de servicio o mantenimiento que puede suponer.

Los mayores de 64 años, por su parte, son los principales damnificados de la brecha digital y, además, están sufriendo especialmente por el cierre de sucursales bancarias. Se calcula que hay menos de dos oficinas por cada 1.000 personas mayores de 60 años en España y, muy a menudo, no pueden realizar operaciones en ventanilla. Un 5,9% de los encuestados por el Banco de España que viven en poblaciones de menos de 100.000 habitantes declara que la oficina más cercana a su domicilio está situada a más de 10 kilómetros.

El uso del efectivo en monedas es una opción de pago valorada positivamente en España

Otro dato interesante que se extrae de la Encuesta nacional sobre el uso del efectivo del Banco de España es que todos los colectivos que han participado en ella creen útil la existencia de las monedas, principalmente para mantener los precios ajustados.

Un significativo 65,9% de los encuestados se opondría al redondeo que supondría la desaparición de las monedas de más baja denominación, especialmente alegando su posible impacto en un aumento de precios.

Los responsables de las grandes superficies de alimentación encuestados creen que las diferentes formas de pago deben proporcionarse para satisfacer las necesidades de cada cliente y tampoco se muestran a favor al redondeo de los picos a múltiplos de 5 céntimos.

¿Cuánto dinero se puede pagar en efectivo?

En el último año, Hacienda ha modificado la cantidad para pago máximo en efectivo y solo se permite el pago con monedas y billetes de curso legal hasta los 1.000 euros según la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

Además, la orden comunitaria CE 2169/2005 establece que tanto los establecimientos comerciales como las entidades bancarias se pueden negar a aceptar más de 50 monedas en cada pago.

El Banco de España así lo refleja en su página web: «Tu banco no tiene obligación alguna de aceptar más de 50 monedas en un pago, salvo que realice actividades delegadas de caja pública, lo que ocurre, por ejemplo, cuando cobra impuestos y tasas municipales», con dos únicas excepciones: el Banco de España y el Banco Central Europeo.

Teniendo esto en cuenta, la cantidad máxima que una persona podría pagar con monedas es de 100 euros (con 50 monedas de 2 euros).

¿Es legal no aceptar pago en efectivo?

En marzo de 2010, la Comisión Europea recomendó que los billetes deben utilizarse de acuerdo al importe a pagar, por lo que un establecimiento puede negarse a aceptar los de denominaciones altas si el importe a pagar es inferior.

Además, como hemos detallado, ninguna parte está obligada a aceptar más de 50 monedas en cada pago y un establecimiento puede denegar el pago si se supera el límite de pago en efectivo establecido de 1.000 euros.

Los pagos en efectivo son un método de pago democrático que el retail puede facilitar gracias a Coinstar

Organismos como el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) se muestran en contra de la desaparición de las formas de pago en efectivo, ya que podría generar disparidades en el acceso a medios de pago de colectivos vulnerables, mayores y residentes en zonas rurales.

Se calcula que, en España, hay estancados unos 1.800 millones de euros en monedas de baja denominación en desuso. Facilitar la gestión de estas monedas a aquellos ciudadanos que prefieren los pagos en efectivo puede ayudar a incrementar su poder adquisitivo, poniendo una gran cantidad de dinero en circulación y ofreciendo nuevas oportunidades de negocio para los retailers.

Uno de los objetivos de Coinstar es que la sociedad aproveche toda su capacidad de compra, digitalizando la calderilla estancada en cupones de compra o efectivo. Nuestra solución permite a los consumidores españoles disponer de todo el efectivo a su disposición para adquirir lo que quieren con su cesta de la compra. El cupón promedio canjeado en nuestros quioscos es superior a 40€, que equivale a hasta 800 monedas.

A su vez, Coinstar ofrece a los retailers una solución que les permite diferenciarse de la competencia, fidelizar a sus clientes y atraer a nuevos consumidores.

Según estudios compartidos por los propios retailers, los consumidores emplean el 77% del valor de los cupones Coinstar para adquirir productos donde han realizado el canje. Esta facturación adicional para el retail se da porque el consumidor percibe el dinero canjeado como un extra y es más propenso a realizar compras de impulso o por valores superiores a lo que acostumbra. En 2021, los quioscos Coinstar canalizaron a nuestros partners 37 millones de euros en facturación extra.

Pagos en efectivo siguen siendo los preferidos de jóvenes y seniors
Esta web usa cookies para asegurarse de que usted reciba la mejor experiencia en nuestro sitio web. Obtenga más información aquí.